En esta época, durante los primeros meses del año, se viven unos días de relativa calma en las bodegas.

La Vendimia 2011 pasó con gran intensidad durante los meses de Septiembre, Octubre y Noviembre coincidiendo prácticamente con la campaña de navidad, en la que los pedidos de las distintas marcas se agilizan y especializan con preparaciones especiales y manufacturas para presentar las diferentes marcas en diversos formatos.
Es en esa época, durante los meses de enero y febrero, cuando los vinos se presentan al Consejo Regulador de la Denominación de Origen para que realice la toma de muestras de la añada 2011 y certifique la calidad y trazabilidad de los futuros caldos de la bodega. Con la cata y el análisis en laboratorio de todos los vinos presentados por la totalidad de las bodegas de la Denominación de Origen, se determinará la clasificación general de la añada, ¿Excelente, Muy Buena, Buena? Lo sabremos en próximas fechas.

En el viñedo se continúan podando las cepas, y se reparan las estructuras (espalderas) de postes y alambres que han sido dañados durante el año para asegurar el correcto crecimiento de la vid en primavera.

El trabajo en el interior de bodega no deja de ser intenso, recibiendo las nuevas barricas de roble francés y americano, trasegando vinos en distintos puntos del proceso, embotellando para seguir abasteciendo el mercado,Acondicionamiento de barricas

Las nuevas barricas se descargan manualmente del camión de transporte que procede directamente de la tonelería. Normalmente están protegidas por cartón y por plástico para evitar rozaduras y suciedades que puedan afectar a la parte exterior de la barrica. Una vez van a ser usadas, se elimina la protección exterior y se procede a su limpieza y acondicionamiento interior, para eliminar posibles restos de madera o serrín y asegurar la estanqueidad de la barrica. Para ello se introducen en torno a 40 litros de agua templada en el interior de la barrica, y se coloca depie por una cara durante unos minutos y después sobre la otra. Se tumba la barrica y se efectúa un movimiento manual que asegure el contacto de toda la superficie interior con el agua. Se deja escurrir el agua y se deja escurrir para asegurar la total eliminación de agua.

Este proceso, además de limpiar el interior, hidrata la madera para que esta se “hinche” y así evitar posible fugas entre las duelas. Recordad que en ola fabricación de la barrica no intervienen ni clavos ni pegamentos, sino que su forma se debe a la presión de las duelas (tablas) y la presencia de los aros.

Este es uno de los métodos de acondicionamiento de las nuevas barricas, después del cual están listas para ser llenadas con los nuevos vinos 2011.

Deje un comentario